El Espíritu de Cebrián

¡Buenas noches a todos! De nuevo estoy con vosotros para hablar esta vez de literatura. Allá por enero mis amigos me regalaron un volumen titulado Pasajes de la Historia de Juan Antonio Cebrián. El estudio de la Historia es una de mis grandes aficiones, una pasión que cultivo cada día leyendo artículos y libros que amplian los horizontes del conocimiento. Creo que es una forma muy adecuada de despertar la curiosidad de las personas y mostrarnos lo apasionantes que han sido los 3 millones de años que llevamos pululando por este planeta, y los que nos quedan. La Historia es un cuento lleno de luces y sombras, de cuyos capítulos prefiero recordar la Luces, pues brillan mucho más que las meteduras de pata que hayamos podido tener. Y hablo en primera persona porque es nuestra herencia, para bien y para mal. En nuestra mano está aprender de ella y estudiarla. Las ventajas de su estudio son casi infinitas; el cielo ya no es el límite, está más allá, pero de esa idea hablare en otro post más adelante.

El autor de este libro ha sido una eminencia desde diferentes programas de radio. En ellos narraba, con una voz casi hipnótica, episodios y misterios históricos de forma cercana al oyente. Hace poco menos de un año este señor nos dejó, pasando a formar parte de la Historia que el mismo narraba. El último programa que dirigió era La Rosa de los Vientos. Me siento afortunado de poder haber recogido parte de su herencia a través de estas páginas, me han servido muchísmo. Desde este lado de la realidad, muchas gracias.

Juan Antonio Cebrián Zúñiga (1965 - 2007)

Pasajes de la historia es un volumen de los muchos escritos por Cebrián. Éste en concreto repasa la Historia Humana desde la Antigua Grecia hasta la Primera Guerra Mundial, casi todos repasando la vida de un personaje célebre del momento que pretende narrar. Así nuestro camino empieza con el rey Leónidas y la archifamosa Batalla de las Termópilas, seguimos las aventuras de Alejandro Magno, Julio César y Cleopatra. Así pasan las páginas rápidas en breves capítulos, narrados con un gran pulso, de modo que resulta difícil parar, hasta llegar a los días de Edgar Allan Poe, Vincent Van Gogh y el Barón Rojo.

He disfrutado estos meses de tranquila y genial lectura en mi cama. Un gran regalo, muy recomendable. Quiero dar las gracias a todos los amigos que me lo entregaron esa tarde de Enero. Espero poder hablar más veces del autor y los personajes que trata de recordarnos.

Este post va dedicado a mi amiga Elena, que sé de buena tinta que la idea del libro partió de ella, además de ser oyente habitual de Juan Antonio todas las noche.

Comments

nacho lillo said…
También adoro la historia, y en especial el hecho de que nadie se pone de acuerdo a la hora de desenvolverla.Si es próxima a nosotros por razones político-pasionales, si se pierde remotamente por falta de pruebas.

Lo que nos desvela es la nada discreta repitición y obsesión cíclica con la que la humanidad sana y se enferma sin que algunos avances puedan mejorar los problemas de base.

Me gustan las biografías más que la historia, como personas defectuosas lograron remontar situaciones límite, o cambiaron los límites por los que balamos

Popular posts from this blog

Las Cruzadas vistas por los árabes

Petición a la RAE

Frases del cazador de corazón negro