Sunday, August 17, 2008

Un poquito de Anarquía y Caos

Bueno, me tomo una pausa en mis vacaciones para hablar de cine. Como no podía ser, debo comentar ese largometraje titulado El Caballero Oscuro. La verdad es que podría escribir una docena de comentarios y siempre me quedaré corto por pura exigencia personal. He tenido que ver dos veces la película para asimilarla completamente. Mi opinión: Muy Buena y Espectacular. Podría alabar la soberbia dirección, la imagen y el sonido o las tan comentadas interpretaciones de todo el reparto. Sirva como base el Jóker creado para esta nueva aventura y la forma con la que le ha dado vida Heath Ledger de forma increíble. Cuentan que Ledger estuvo un mes entero desarrollando su personaje, anotando sus progresos en un diario... Pura profesionalidad.

Pero no, yo quiero hablar de la historia, de la psicología de sus personajes, que si bien se promocionan tres, yo descubro a cinco. Cada uno de ellos representa la forma de actuar frente al crímen y la lógica, o ilógica, de sus decisiones.

En primer lugar tenemos a Batman y a Harvey Dent. Dos hombres excepcionales que luchan con todas sus fuerzas contra el poder de la mafia. Son dos caras de la misma moneda. Harvey Dent pelea durante el día desde su despacho, en los juzgados y frente a las cámaras. Permanentemente amenazado, vive rodeado de cientos de personas, de las cuales sólo dos merecen su confianza. Lo único que le impulsa a seguir adelante es el hecho de ver pequeñas recompensas a sus esfuerzos.

Yo también creo en Harvey Dent

Por su parte, Batman sigue con su cruzada nocturna a todos los criminales que escapan de la justicia normal. El efecto de su existencia es tal, que el panorama de Gotham ha cambiado para siempre. Los criminales están sometidos a una presión desconocida para ellos. Por primera vez en mucho tiempo, tienen miedo. Batman ha conseguido llevar a la práctica todas las teorías propuestas en Batman Begins. Dos caras de la misma moneda, Dent y Batman colaboran en su meta común.

En tercer lugar tenemos a Jim Gordon, el prototipo de detective íntegro. Ha ido escalando puestos e importancia gracias a sus acciones directas contra los criminales. Sabe que trabaja en un cesto de manzanas podridas, la Policía de Gotham, pero aún así no pierde la Fe en la recuperación de la ciudad. Sus dos modelos a seguir son Batman y el fiscal Dent.

El teniente Gordon interpretado por Gary Oldman

En este ambiente de optimismo, la más dañada en la mafia. Desesperada, se ha visto obligada a recurrir a maniobras desesperadas aliándose con organizaciones extranjeras para salvaguardar sus fondos. Sirve como ejemplo de su situación la escena en que regresa el Espantapájaros, que apareció en la anterior película. Es un rey destronado, que agoniza. Ante tal situación, jugarán la última baza que les queda. Un peculiar personaje está atracando los principales bancos de la mafia. La policía lo tiene fichado, pero prefiere prestar más atención al pez gordo que a una sola persona. Este elemento no oculta su rostro ante las cámaras. Atraca un banco, elimina a sus colaboradores y, cuando se dispone a huir, muestra un rostro pintado de forma burda en el que destacan dos cicatrices tremendas en sus mejillas.

Este es el Jóker. Un psicópata con todas las letras. No necesita motivos, no persigue nada, simplemente adora matar y destruir. Este ser se presenta ante los jefes mafiosos y les ofrece sus servicios para destruir a las amenazas del crímen. Aquí explota la bomba. Un solo hombre, que no se rige por ningún norte, simplemente el placer de dañar, hace tambalear los cimientos de las creencias de los personajes anteriores. La misma mafia llegará a temerle.

¿Reir o temblar?

La película no se anda con medias tintas. Todos los participantes sienten la garra de ese jinete del Caos. Algunos caerán en su círculo y otros resistirán a costa de enormes sacrificios.

Bienvenidos lectores, a la historia de una ascensión y de una caída. Una sucesión de capítulos donde se muestra la lucha de cada ciudadano con sus fantasmas, pues el enemigo dentro de su locura, sabe dónde atacar. El Caos sabe provocar el Caos. Y los hermanos Nolan con David S. Goyer lo han conseguido plasmar en el papel. Del mismo modo, Christian Bale, Heath Ledger, Aaron Eckhart, Gary Olman, Michael Caine, Morgan Freeman y Maggie Gyllenhaal han llevado de forma genial sus papeles.

Os la recomiendo encarecidamente, a ratos terrorífica, a ratos emocionante, lo tiene casi todo, para que después se piense con calma sobre una história que se inventa una nueva concepción del cine de ¿héroes?. Yo prefiero decir del Cine.

Nota: Como curiosidad, conoced un juego de palabras con el título en inglés de la película. The Dark Knight se traduce como El Caballero Oscuro, pero su pronunciación es muy similar a La Noche Oscura. Al ver la película se entiende este doble juego. La película muestra decadencia, no un amanecer. Ya me entenderéis.

3 comments:

Nury said...
This comment has been removed by the author.
Nury said...

Quizá Relicary, todos esos cambios imprevistos son para bien. Ya sabes, una mariposa bate sus alas en Pekín y en Nueva York llueve... A lo mejor, todo conspira para que las cosas se ajusten lo mejor posible, aunque a veces no lo parece.

Muy buen análisis de "El Caballero Oscuro", sí señor. Me vienen a la memoria las tertulias de Garci tras las películas de aquel programa de La2, cuando daba la impresión de que nos redescubrían las películas.

Una abraçada!

nacho lillo said...

Ésta es sin duda la mejor película que se ha realizado sobre batman; heath ledger es el mejor joker de la historia pero ante todo a raíz de su visionado me reafirmé en algo : no se trata de ser bueno o malo, todo eso son vericuetos de la sociedad y etiquetas grasientas; se trata ante todo de ser uno mismo, auténtico, verdadero. Esto es lo que el mundo necesita de nosotros mismos, imperfección y fe, y locura con su medida