Todo lo que quiso saber de los americanos y nunca se atrevió a preguntar

¡Hola todos! Han sido unos días interesantes en el plano cinematográfico, pero como no voy bien de tiempo, y hay mucho que contar, os recomiendo que os paséis por los tres blogs de cine que aparecen a la derecha de vuestra pantalla.

Hoy me quería parar un poco en el sano deporte de reir, del cual existen infinitas modalidades, modalidad arriba, modalidad abajo. La que os ofrezco hoy es bastante placentera. Éstas son las reglas:
  1. Disponer de unos 20 minutos libres.
  2. Acomodarse ante el ordenador. Preferiblemente sin ninguna bebiba que pueda escaparse por la nariz, a causa de un repentino ataque de risa.
  3. Ver los tres links que os ofrezco más abajo en su respectivo orden.
  4. No disimular ninguna carcajada, liberarse totalmente de cualquier sentido del ridículo.
Es una versión de la risa bastante sana y agradable. Os invito a que repitáis el ejercicio cuantas veces consideréis necesario, solos o acompañados. De día, de noche, con lluvia, con sol, en casa... Si se está en el trabajo, existen contraindicaciones relacionadas con que el jefe te pille a mitad de sesión, o que una carcajada involuntaria provoque las miradasamenazantes de vuestros compañeros.

Creo que eso es todo. No os cuento de que va esta colección de vídeos, pero creedme si digo que dudo que os arrepintáis. Un saludo a todos.


Muchas gracias a Andrés por pasármelo.

Comments

Popular posts from this blog

Petición a la RAE

Las Cruzadas vistas por los árabes

Frases del cazador de corazón negro