Lectura: Egidio, el Granjero de Ham

Si menciono a J.R.R. Tolkien casi todo el mundo recuerda automáticamente la magnífica obra literaria compuesta principalmente por El Hobbit, El Señor de los Anillos y El Silmarillion. Sin embargo, este hombre fue una persona muy familiar, muy enamorado de su esposa, encariñado con sus hijos y unos principios muy sólidos, bien definidas y, ante todo, que creía en esos principios.

De esta combinación, junto con sus bastos conocimientos históricos, surgieron una colección de relatos magníficos que, aparte de entretenidos, tienen una fuerte carga de contenidos para pensar y aplicar.

El relato que me he leído hace poco se titula Egidio, el Granjero de Ham. Este cuento narra las aventuras en las que casual, y humorísticamente, va encontrándose un sencillo hombre que vive en un pueblecito del centro de la isla Británica y sus resoluciones, igualmente sencillas y directas. Alejado de la Corte, pero saliendo airoso de problemas cada vez más sonoros, la Corte no tardará en oir hablar de él... a su pesar.

La narración es muy ligera, para nada espesa. Es un cuento que se disfruta a cada frase, te arranca risas y te hace pensar. Todas las acciones están embutidas de la personalidad de Tolkien. Las aventuras van sucediéndose y los protagonistas obran en consecuencia, sin miedos, no rebelándose ante su destino, sino actuando como una persona debe actuar según sus circunstancias. No se revelan ante otros por avaricia o por despecho, sino simplemente por el hecho de que una persona con un cargo, debe cumplir con las obligaciones que ello implica. Un Rey tiene deberes de Rey y un Granjero tiene obligaciones de Granjero, y eso no implica resignación, sino Responsabilidad, y cuando se cumple con los Deberes que uno tiene, las cosas van mejor.



Muchas más cosas puedo sacar de este cuento, pero no quiero alargarme. Solamente recomendaros su lectura que es breve y divertida. Pronto espero poder comentar otros cuentos de Tolkien que creo que no deben dejarse olvidados, como aquellas historias tremendas de Roald Dahl, de las que casi nadie se acuerda. Queda pendiente. Un saludo.


Comments

Marvhin said…
¡Larga vida a Tolkien Y Roal Dahl!
¡Qué pena que tanta gente desconozca sus maravillosos relatos!
Doctor's Blog said…
Para eso estamos. Para volver a recordarlos. Comparte este post ^^

Popular posts from this blog

Las Cruzadas vistas por los árabes

Petición a la RAE

Frases del cazador de corazón negro