Tuesday, December 28, 2010

Lectura: Hoja de Niggle

Continúo con mi ciclo de tres artículos acerca de los tres relatos cortos principales de la obra de J.R.R. Tolkien. En un marco completamente diferente al de Egidio, nos encontramos con Hoja de Niggle.

Este cuento no está lleno de reyes, caballeros, dragones y perros parlantes. Es un relato sobre la Vida, y como la Vida no tiene una temática única. Niggle es un hombre sencillo, tirando más hacia la clase baja que la media, vive con lo mínimo y se alimenta de lo que gana con pequeñas chapuzas, encargos y atiende con algo de desgana a los problemas de su vecino. No es que Niggle sea huraño ni maleducado. Él tiene un objetivo muy claro en su Vida: Pintar un cuadro perfecto. Todo empieza a partir del dibujo de una sencilla hoja de árbol y, poco a poco, aparecen árboles, praderas, montañas... Niggle nunca está satisfecho pues sabe que debe emprender un viaje apremiante y sus obligaciones no hacen sino apartarle de su objetivo.

El cuento es una maravilla a la hora de leerse. Tolkien sabe contagiar su melancolía y su nostalgia. La realidad de la Vida, lo diferentes que son las cosas de lo que habíamos pensado en nuestros sueños y de todo lo que se desaprovecha o no se sabe encauzar. El cuento se divide en tres fases y cada una de ellas nos presenta al final a un Niggle cambiado, con una perspectiva diferente de la vida. Como pasa del fastidio a la Alegría y la Ilusión, a la satisfacción de saber cómo aprovechar su tiempo y sus virtudes.



El tono de la historia conmueve y no se hace pesada para nada. Llegan momentos en que, personalmente, cierro los ojos y visualizo lo mismo que el protagonista... Y me gusta.

No es un cuento para niños, es un cuento para los mayores. Puede ayudarnos a pensar y en el peor de los casos, a sentir que se ha invertido bien el tiempo. Disfrutadlo.

No comments: