Thursday, September 15, 2011

La carrera de las redes sociales

Prácticamente todo el mundo sabe qué es hoy en día una red social. Facebook, Twitter, Tuenti y ahora Google+ son los ejemplos más relevantes de ellas.

Durante los dos últimos años, han ido cobrando importancia, ya sea para la propagación de noticias verdaderas y falsas, de conocimiento, de aficiones y actividades lúdicas, etc. Con las últimas revoluciones sociales se ha puesto en primera la plana la importancia de las mismas pues conectan a personas con las mismas ideas u objetivos sin importar las distancias. No habría podido ser de otra forma. Gran parte de la comunicación o "amistades" en las redes sociales las decide el azar.

No todos están cómodos con este tipo de herramientas, especialmente en el campo de la intimidad y sobre el cual se han podido ver muchas cosas cuyos protagonistas hubieran deseado estar en la Edad Media antes que se propagasen ciertos detalles de sus vidas íntimas.

Pero no quiero hablar de lo que sabemos. Quería hablar del negocio y la competencia que han generado entre las diferentes redes y que finalmente se traduce en una sola cosa: dinero.
La red social es un negocio, genera toneladas de publicidad muy bien pagada y trae otros beneficios colaterales que según cada cual, puede encontrarlos más valiosos incluso que el dinero. Pero no todo puede quedarse como está, hay que innovar. ¿Por qué? Pues para que la gente no se aburra de usarlas, que sean más sencillas de usar, que se integren con otros elementos de nuestra vida cotidiana, que la gente confíe más en ellas para proteger su vida privada en caso de usarlas o que la información esté a salvo.

Aquí el golpe lo dio Google con su red social. Innovó en muchos aspectos, desde la facilidad de uso hasta una nueva forma de establecer quién podía ver o no cada cosa, especialmente las fotos. Google+ se integra con el correo electrónico, con la agenda, con un Office online, con un lector de noticias... Muchísimas cosas que, desde mi punto de vista, la empresa lo ha llevado muy bien. Ha ido ofreciendo pequeñas cosas para juntarlas finalmente en un todo que, desde el punto de vista laboral, es tremendamente útil.

Cuentan con competidor serio: la gente no cambia de red social porque sea más o menos bonita sino porque tiene más o menos amigos en ellas. Las cosas son así. Un usuario de Facebook se habrá dado de alta porque la mayoría de sus amigos se comunicaban por esa web. Pero ése no puede ser el único seguro de una red social, hay que mejorar cada día y ahí Facebook ha sido rápido. En poco menos de un mes ha sacado un montón de mejoras que son casualmente muy parecidas a las innovaciones que presentó Google.

Nos quedará siempre una pregunta: ¿las sacó Facebook a partir de las ideas de Google o ya tenían la idea solo que la gran G les dio un extra de presión para acabar antes?

Sea cual sea la respuesta, está claro que esto forma parte del futuro. Las redes sociales ya se están integrando con algunos sistemas operativos para que sea cada vez más fácil tenerlas a nuestro alcance y eso es dinero. Mucho dinero. Si, por ejemplo, Facebook se alía con Windows y desde un primer momento Windows+Facebook es casi una sola cosa, serán dos empresas que ganarán mucho mercado.

El futuro decidirá, ya veremos. Por ahora el consejo supremo es no tener 5 o 6 redes, sino, te pasas la vida colgando cosas y mirando cosas. Un saludo.

No comments: