Las Cruzadas vistas por los árabes

Amin Maalouf

De entre las numerosas obras que me he leído este mes, hay una que destaca personalmente debido a la pasión que despierta en mi el estudio de las Cruzadas y ésta es "Las Cruzadas vistas por los árabes" del escritor libanés Amin Maalouf, cuya fama se amplió notablemente al serle otorgado el premio Príncipe de Asturias de las Letras.

Tras mi primer acercamiento serio con "La epopeya de las Cruzadas" de Renè Grousset, las diferentes lecturas no han parado de crecer en mis estanterías. Si me he dado cuenta de algo, es que las Cruzadas no son un asunto simple o trivial. Pienso que hay mucho mito alimentado por la literatura y el cine que dan una visión sesgada del complicadísimo entorno histórico en el que se desarrollaron.

Leer la genial obra de Amin Maalouf es asomarse a una de esas narraciones que, más que ponerse del lado de alguien, nos narra un punto de vista muy concreto: el del pueblo invadido en Oriente Próximo. Como bien dice el autor, la llegada de los frani (francos en árabe) era la puntilla a una civilización que daba señales de fatiga debido a las perpetuas luchas intestinas entre diferentes dinastías, tribus y demás grupos que disputaban el poder de las tierras que iban desde Egipto hasta la hermosa Bagdad. 

El drama descrito está basado en una cantidad inmensa de narraciones de la época de los cronistas que estuvieron presentes en aquellos convulsos años, donde triunfaron los sabios y fracasaron los avaros y déspotas. Los cronistas no ahorran detalles acerca de las acciones devastadoras que realizaron algunos grupos de soldados desbarbados (cosa que les provocó inicialmente la risa) y el despecho que sienten hacia los invasores. Del mismo modo, desprecian a los líderes de su pueblo que provocaron calamidades en lugar de alcanzar una victoria que tenían prácticamente en la mano. 

Por otro lado, no ocultan su admiración por algunos líderes francos pero todos quedan atrás ante la figura de Saladino y familiares que lograron las mayores hazañas no sólo en el campo de batalla sino en la sociedad que les tocó gobernar.

A través de casi dos siglos se recogen los puntos de vista de los seguidores de Mahoma hasta la última batalla de expulsión definitiva de modo que el imperio Bizantino fue de nuevo el vecino original.

Es ésta una obra que creo que no puede leerse como un documento general de las Cruzadas. No. Es un complemento, una acción de empatía hacia el pueblo musulman que sufrió también los embates de la guerra pero que no puede recoger todo el contexto de la época, como el estado de la península ibérica en esos años, los precedentes que dieron lugar al miedo europeo y demás cosas que solamente pueden valorarse cuando se han leído tres o cuatro libros que tratan de ser realmente serios.

En fin, que me ha gustado mucho y cualquiera que quiera tratar en profundidad, y tenga una base sólida del tema, esta parte tan importante de la Historia, lo encontrará ameno e instructivo.

Comments

Carles.A said…
Me alegro que te lo hayas leído, Juanje. Yo ayer lo tuve en mis manos en el fnac. Me he leído las uvas de la ira y no entiendo el final. Un abrazo!
Relicary said…
¡Hola Carles!

Depende de la parte del final a la que te refieras. Si es la última página, te mando un email explicándote lo que yo entendí y así no desvelamos a nadie el final.

Y este de las Cruzadas, si me lo prestan de nuevo o lo compro, te lo dejo ;)
Anonymous said…
Yo personalmente soy fanático de la historia, particularmente la de los romanos. Y aunque me declaro en general ignorante en el tema de las cruzadas, un profesor a quien yo tengo gran aprecio me hizo este comentario: "las acciones de los cruzados fueron a veces terribles y sanguinarias. Pero no fueron porque sí. En el israel arábigo eran en general tolerantes con los cristianos, pues Mahoma dijo que se debía respetar a las religiones "del libro" (judaísmo y cristianismo). Pero después de la conquista de los turcos selyúcidas, éstos comenzaron a matar a muchos peregrinos, lo que fue una de las grandes causas de las cruzadas. No fue solo fanatismo religioso católico, como algunos promulgan.

Perdón si aburrí a alguien con un comentario tan largo, pero el tema me apasiona.

O.
Garufo said…
Tomo nota genial!, estoy leyéndome Los Templarios ( del autor de Viven, perdón que no recuerdo el nombre), desde que fui a Peñíscola y vi el castillo es un tema que me gusta. Un poco denso el libro pero muy gratificante. Un saludo!
Relicary said…
Tomo nota de "Los Templarios" de Piers Paul Read. También me han hablado de "Historia de las cruzadas" el ruso Mijail Zaborov, a ver qué tal.
Anonymous said…
Claro, claro, tenían armas de destrucción masiva, claro :D
Cidi Ahmete said…
Buenos días.

O yo soy muy mayor o se da por sabido: los dos grandes libros sobre las Cruzadas (así en general) son:

Hª de las Cruzadas de Steven Runciman, mi edición es en 3 volúmenes de Alianza Editorial (existe una versión más nueva en un solo tomo).

Hº de las Cruzadas de Zoe Oldenburg, un poco más antiguo y difícil de localizar, pero muy muy bueno también.

Cualquiera de estos dos, junto al de Amím Maalouf, dan una visión bastante completita de aquellas guerras "de religión".

Víctor
Relicary said…
El de Runciman lo tengo en mi lista de pendientes, pero el de Oldenburg no. Gracias Cidi!
Anonymous said…
Hola, a mí también me gusta el tema de las Cruzadas, y solo por comentar algo que no se haya dicho aún, el libro "Ricardo Corazón de León" de Jean Flori obviamente se centra en la vida y contextos histórico, social y personal del monarca inglés y de la familia Plantagenet, pero hay un capítulo bastante amplio dedicado a la Cruzada en la que participó, que es además la época de Saladino.

Saludos.

Popular posts from this blog

Petición a la RAE

Frases del cazador de corazón negro