Wednesday, August 29, 2012

Frases del cazador de corazón negro

Creo que la filmografía de Clint Eastwood es una de mis favoritas, tanto las películas serias como las comerciales. Podría comentar páginas y páginas acerca de esa obra maestra que es Sin perdón (1992) pero me voy a detener en otro filme anterior a ése.

Dos años antes, el bueno de Clint rodó otro filme magnífico y personal titulado Cazador blanco, corazón negro. Es un film impregnado de fuerza y de mensajes reflexivos acerca de las decisiones y obsesiones del protagonista. Tiene segmentos memorables muy conocidos, pero deseo ofreceros mi favorito. Allá va, espero que os guste.


Genial.

Tuesday, August 14, 2012

La vida privada de Sherlock Holmes


Hoy quería escribir acerca de una magnífica película que me tuvo enganchado a la pantalla sus dos horitas: La jauría humana. Afortunadamente, o desgraciadamente según qué gustos, he enchufado la televisión para ver la imagen de dos hombres abriendo un pequeño baúl del que sacaban curiosos objetos familiares para mi, mientras que el título anunciaba el inicio de algo que llevaba largo tiempo queriendo ver: La vida privada de Sherlock Holmes, del grandísimo Billy Wilder. Robert Stephenson, Colin Blakely, la tentadora Geneviève Page y el omnipresente Christopher Lee conforman un reparto alucinante que te atrapa desde el minuto uno.

La aventura, como no podía ser de otro modo, narra los acontecimientos de un caso particularmente raro en el que se ven mezclados el detective, su querido biógrafo y una extraña mujer. De fondo, el hermano de Sherlock con su misteriosa vida conectada a los servicios secretos. Pero la historia, aunque genial, es tapadera para tratar de desvelar los sentimientos e inclinaciones de un hombre aparentemente frío e insensible. ¿Está Holmes inclinado a amar a una mujer? ¿Su mente se encuentra en tal estado de concentración que ha perdido cualquier empatía? El primer segmento, de una forma desternillante, nos permite observar esas preguntas (genial la escena del camerino de cierta bailarina rusa) para luego ir respondiéndolas en pequeñas frases o acciones del protagonista hasta el clímax de la última escena.

No voy a narrar más. Estoy entusiasmado de haber visto otra gran película de uno de mis directores favoritos, y os recomiendo fervientemente que un día la pilléis y, simplemente, disfrutéis de un cine tranquilo, profundo y que provoca un cosquilleo de buen ánimo en las entrañas.

9/10


PD.: Leo que, desgraciadamente, esta obra fue mutilada por las productoras, que no confiaban en el director. Ojalá un día me haga con el guión original. ¡Malditos aquellos que piensan antes en el dinero que en el arte!